Aproximación a la teología de la Vida Consagrada

La vida aparece en la Biblia como algo a la vez débil y santo. Basta poco para acabar con ella. Pero a la vez participa del soplo de Dios, del ruhá que alentó el principio de la creación. El espíritu de Dios sigue aleteando sobre las aguas.

El pueblo de Israel supo descubrir que el mismo Dios liberador que le había acompañado en los acontecimientos del Éxodo era a la vez el Dios de la creación. Los relatos más tardíos recogidos en el libro del Génesis expresan, con riqueza de simbolismos, la convicción de que la vida es un don de Dios. A lo largo del Antiguo Testamento Dios aparece como el defensor de la vida. Su preocupación es por el pobre, el menesteroso, la viuda. El verdadero culto no es ajeno a la justicia hecha a los más pobres.

Jesús continuó expresando esa línea. En él encontramos un salto cualitativo: de la vida como don, a la calidad de vida. El mostró que la tarea humana no consiste únicamente en acoger la vida como un regalo  de Dios, sino en el compromiso por construirla. A esa tarea se dedicó durante su vida pública. Jesús visualizó que el camino hacia la calidad de vida pasa por la renuncia a uno mismo. Es una calidad lograda desde la teoría del grano de trigo que ama la vida, pero que muere para producirla a su alrededor.

La vida religiosa está invitada a vivir esas dos experiencias: la vida como don y la calidad de vida.

Pero en un mundo donde la vida es sometida a tantas opresiones e injusticias tenemos que trabajar por construir calidad de vida. Vivir no es solo respirar. Hoy, más de la mitad de la humanidad tiene su vida amenazada. Tener la vida amenazada es no tener acceso a una mínima alimentación, a un techo, a una educación. Quienes están en esas condiciones menos aún tienen otros derechos. A su vez, para bastantes, ni el derecho a mantener la vida es respetado. El dolor del mundo se presenta como un reto para los religiosos.

3 b 4 `Towards an Eco Assumption’ An approach to the theology of Consecrate life’ by Maria Eugenie Ramirez r.a.

Partage

Partager sur facebook
Partager sur twitter
Partager sur whatsapp
Partager sur email
Partager sur print

Editorial

Plus d'articles :

In a country once forested

The young woodland remembers the old, a dreamer dreaming Of an old holy book, an old set of instructions And the soil under the grass

Jesús, el Cristo

“En su visión Enoc vio al Hijo del Hombre restaurando los grandes lazos de la creación, sanando la fisura entre el cielo y la tierra

Envoyez-nous un message