El grito de la tierra es el grito de los pobres…

Esta tragedia ecológica y humanitaria con los devastadores incendios en la zona Amazónica de la región de Bolivia y Brasil nos hace recuerda esta fase profética del papa Francisco en la encíclica Laudato Si´ : ”El gemido de la hermana tierra se une al gemido de los abandonados del mundo.”
El desafío de cuidar nuestra casa común se hace cercano cuando vemos que la destrucción del planeta continúa, no podemos quedarnos indiferentes ante este drama que como dicen los obispos del CELAM “lo que pasa en el Amazonas no es un asunto solo local sino de alcance global. Si el Amazonas sufre, el mundo sufre” Es uno de los principales pulmones del planeta.
 Hagámonos cercanas(os) en la oración y en la expresión de nuestra solidaridad. Este hecho sucede además en el contexto del próximo Sínodo de la Amazonia en Octubre próximo, que quiere ser una luz de esperanza solidaria con los pueblos indígenas que habitan están tierras.

Sandra Durán. r.a.

Partage

Partager sur facebook
Partager sur twitter
Partager sur whatsapp
Partager sur email
Partager sur print

Editorial

Desplazados

Un sencillo gesto nos revela la historia de la violencia que por décadas ha vivido Colombia, con una de sus consecuencias más graves, el desplazamiento

Plus d'articles :

Envoyez-nous un message