La Paz en Asunción JPIC – 3 de noviembre

“Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la buena nueva, que pregona la salvación diciendo a Sión: Reina tu Dios” Isaías 52,7

Resuena en nosotras estas palabras del profeta en el contexto de nuestro país colombiano en donde muchos líderes y lideresas que van por los montes, por las veredas, por las comunidades de indígenas, campesinos, defendiendo su vida, sus derechos y los de la Madre Tierra, son perseguidos, asesinados, por luchar por esta Causa, la de ser mensajeros de paz.

Es doloroso sentir cómo nuestro país se desangra día a día… se mata un líder, una lideresa y con ello se aborta una labor comunitaria, se generan más desplazamientos, miedos, dolor, sabemos cómo en estos días fue asesinada una líder comunitaria ambiental colombo-española, Juana Perea en el Chocó y la joven líder indígena wayuu, Irama Móvil Gamez en el Distrito de Riohacha, salió ilesa de un atentado.  La voz de su sangre clama a Dios desde la tierra. El atentado contra Feliciano Valencia, senador indígena y defensor de los derechos de sus comunidades indígenas, la masacre de tres personas en Mercaderes, Cauca y hace unas horas otro líder social, Ovidio Baena en Macayeo, Bolívar.

Y también recordamos acontecimientos que son signos de la esperanza y del valor de la solidaridad y de la resistencia, en defensa de la vida de sus comunidades, el acontecimiento de la Minga Indígena que bajo la consigna de “Caminar la palabra” más de ocho mil peregrinaron hasta Bogotá en aras de pedir al presidente de la República, actúe en favor de la defensa de la vida. Y la peregrinación de más de trescientos excombatientes de las Farc para exigir el cese de la violencia política, sistemática, la persecución y la estigmatización, que pare el asesinato de firmantes de paz y líderes y lideresas sociales, que se cumplan los Acuerdo de Paz, llegan a Bogotá este 1 de noviembre. Y el histórico acto de reconciliación en este marco de peregrinación por la Vida y por la Paz en donde tuvo lugar un encuentro entre un exjefe paramilitar y quienes fueron los mandos de las FARC-EP en el Oriente de Antioquia, tras un breve intercambio de palabras, los marchantes le entregaron banderas blancas a quienes fueron sus contradictores. ¡Con cada paso que se da la Esperanza brilla, crece!

 “Unámonos para resistir sin violencia a la violencia contra los pueblos indígenas y sus líderes. Es la lucha por la vida de todos nosotros y nosotras” expresa el P. Francisco de Roux, Comisión de la Verdad, a propósito del atentado contra Feliciano Valencia,

Nosotras, desde nuestros contextos comunitarios y/o de barrio, desde nuestra fragilidad de salud, de edad, continuamos también nuestra misión apostólica, como mensajeras de paz, de esta manera nos unimos a todos estos hermanos nuestros que siguen caminando, luchando, entregando la vida, entre dolores y esperanzas. Leamos estos acontecimientos a la luz de la Fe, no nos cansemos de suplicar al Dios de la Vida por la Paz, en nuestro país, en los países latinoamericanos y en el mundo entero, en comunión orante este Dia Tres, nuestra celebración del Día por la Paz en Asunción.

Comisión JPIC PSA Colombia

Foto: Caminos de paz. Ángel Luis Martín Ojeda

Partage

Partager sur facebook
Partager sur twitter
Partager sur whatsapp
Partager sur email
Partager sur print

Editorial

L’enfant engendre de la joie

Lorsqu’il vient au monde, l’enfant engendre de la joie, de l’amour dans la famille qui l’accueille. Il suscite un émerveillement concrétisé par les « félicitations » adressées

Plus d'articles :

This is the decisive decade

This is the most decisive decade in the history of humanity. As I write this it seems over dramatic even though `normality’ has been fractured

Envoyez-nous un message